Castillo de Miranda en Bélgica.

Epicfania

25 de noviembre de 2021

Château Miranda.

El Castillo de Miranda o en francés Château Miranda, es conocido como el castillo de Noisy, o Château de Noisy es un castillo neogótico del siglo XIX en Celles, Provincia de Namur, Bélgica, en la región de las Ardenas.

Este hermoso castillo fue construido en 1866 por el arquitecto inglés Edward Milner por encargo de la familia Liedekerke-Beaufort, por lo que debieron abandonar su residencia anterior, el Castillo de Vêves, durante la Revolución Francesa.

En la Segunda Guerra Mundial sus descendientes lo ocuparon, cuando fue adquirido por la Sociedad Nacional de los Ferrocarriles Belgas SNCB/NMBS el cual lo convirtieron en un orfanato y se mantuvo como una instalación para el cuidado de niños hasta 1980, sin embargo, ha estado vacío desde 1991.

A principios del siglo XXI el castillo se encantaba en un estado lamentable de conservación y amenazaba con derrumbarse en cualquier momento.

Si bien el ayuntamiento de Celles se había ofrecido a restaurarlo, la familia propietaria se negaba a ello. Su deterioro había hecho que se convirtiera en uno de los destinos favoritos de los exploradores urbanos, con el subsiguiente riesgo para sus vidas, por esa razón, en octubre de 2016 las autoridades optaron por empezar a demolerlo.

Esta impactante silueta del castillo, el deteriorado estado de abandono en que se encuentra, los inquietantes bosques espesos que lo ocultan, y más que todo, la historia marcada por revoluciones y guerras, con tan solo verlo nos da pie a imaginar muchas historias de terror y tragedias.

Existen detalles que hacen que las personas se sientan incomodas ante su presencia fantasmal, esto por tantas otras historias de espíritus y más relatos antiguos.

Miranda se ve entre bosques al final de un grandioso y embarrado camino hostil, sus torres se observan a lo lejos como fantasmagóricas figuras. 

Años más tarde, la compañía de ferrocarriles belga, la SCNB, decidió instalar en aquel majestuoso castillo, un orfanato para niños de ferroviarios, adquiriendo el nombre de Chateau de Noisy, por sus instalaciones y sus jardines los niños corretearon durante 22 años hasta que el edificio fue cerrado definitivamente.

Hoy en día esta mansión se encuentra cerca de Houyet, en Bélgica a 20 kms de Dinant, por lo que resulta una excursión perfecta si estamos en esta preciosa ciudad.

Entradas recientes.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.